Las instalaciones de calefacción centralizadas son una de las soluciones mas utilizadas en las Comunidades de Propietarios existentes en nuestra provincia.

instalacion_calefaccion_en_columnas

 

Las instalaciones más antiguas son del tipo ‘por columnas’ (ver imagen superior), un sistema que tiene muchas desventajas y es bastante mejorable desde el punto de vista del gasto y del confort:

 

  • La distribución de calor no es uniforme y unos pisos tienen exceso y otros falta de calor.
  • El sistema de reparto de los costes de calefacción por coeficientes de propiedad es injusto. Algunos usuarios incluso recurren a sistemas alternativos para calentar sus viviendas, aunque pagan lo mismo que la vivienda que tiene 26 ó 27 ºC de temperatura.

 

El problema para disminuir el gasto energético es cómo individualizar los consumos: no existían equipos para medir el consumo de cada vivienda y cobrar a cada vecino la energía que consume.

 

En estas instalaciones ya es posible individualizar los consumos instalando un repartidor de costes de calefacción en cada radiador. Es una solución rigurosa desde el punto de vista de la medición y económicamente asequible. Este tipo de aparato lleva usándose más de 50 años en algunos países europeos. El parque de repartidores instalado en Europa supera los 100 millones.

 

¿Qué son? Se trata de pequeños módulos electrónicos que se colocan soldados o atornillados a cada radiador y cuyos consumos se recogen por radio, sin necesidad de ningún tipo de cableado. Por otro lado, su coste es muy ajustado (unos 25€/ud), y funcionan con baterías con una duración de 10 años.

imagen DOPRIMO DOPRIMO en radiador

 

El principio de funcionamiento de los repartidores se puede conocer en este enlace de la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefaccion (AERCCA):

http://www.aercca.es/reparticion.asp

Ventajas de los repartidores de costes:

  • Cada vecino paga la calefacción que consume.
  • Mayor confort: la instalación del repartidor en combinación con una válvula termostática de radiador permite regular la temperatura de cada estancia de la vivienda. (favorece que los pisos altos tengan más calor).
  • Ahorro de combustible: Instalar los repartidores de costes produce un ahorro de más del 20% del gasto de combustible en calefacción del edificio (valor medido en instalaciones reales, antes y después de individualizar consumos).
  • No hay que hacer desembolso inicial: los equipos se pueden alquilar pagando una pequeña cantidad mensual en el recibo. El ahorro en calefacción compensa el precio del equipo y el total a pagar es menor.
  • Sin obras: solo se interviene sobre los radiadores. Pueden colocarse en una vivienda en una sola mañana.
  • No hay lecturas en las viviendas: el equipo transmite la lectura por radio. Cada vecino recibirá la factura de calefacción en su domicilio y tiene acceso a una web que le permite ver el gasto de cada radiador de su vivienda y marcar alertas de consumo.
  • Cumplir la normativa: estos aparatos serán con toda probabilidad de obligado cumplimiento en España, según la Directiva sobre Eficiencia Energética que obligará a instalar contadores individuales de consumo o repartidores de costes de calefacción antes del 31 de diciembre de 2016. La comunidad de vecinos que no cumpla podrá ser sancionada.

 

CONSULTENOS CÓMO RESOLVER EL PROBLEMA DE REPARTO DE COSTES DE SU COMUNIDAD. ESTUDIAMOS SU INSTALACION SIN COMPROMISO.